La debilidad de seguridad en el Internet de las cosas

El internet de las cosas ha llegado para quedarse y puede generar muchos inconvenientes por la debilidad que todavía se muestra en materia de seguridad. Los datos es un bien cada vez más preciado y por ello hay que cuidarlos ante las constantes amenazas externas.

 

Cada vez más dispositivos se conectan a Internet, recorren los blogs y tienda online, bajan música, apps y hacen transacciones; tanto desde un smartphone como desde los televisores inteligentes que van ocupando un lugar preponderante en nuestros hogares.

 

El amplio concepto del Internet de las cosas (Internet of Things) hace que cada vea la interconexión sea más amplia, tanto dentro del hogar como fuera del mismo. Con cualquier dispositivo conectado a la red de redes, es necesario mejorar la seguridad.

 

Con este concepto se apunta a cualquier dispositivo que se encuentre conectado a Internet, para quienes cuentan con un sitio web, la situación requiere de trabajar para contar con una página que pueda verse en cualquier tipo de dispositivo y contar con una seguridad avanzada, tanto para evitar ataques al sitio como generar inconvenientes al usuario que recorre nuestra web.

 

Aeuroweb cuenta con diferentes planes para que se haga un mantenimiento adecuado del sitio y, particularmente, de la seguridad del mismo con el fin de evitar problemas mayores a futuro. Desde un mantenimiento superficial hasta un trabajo fino y exhaustivo es parte de los planes que ofrecemos para que la seguridad esté a resguardo en este mundo hiperconectado. Tienes referencias nuestras en la prensa digital.

 

Un Smart TV, un Smartphone, tablet, smartwatch y diferente dispositivos son utilizados por intermedio de Internet; cuidar nuestros datos y obtener una navegabilidad segura es parte fundamental. Este aspecto es uno de los puntos más débiles del Internet de las cosas, algo que ya está entre nosotros, pero con tanta cotidianeidad que no somos capaces de distinguirlo por la voracidad de la vida diaria.

 

Imagen cortesía de blogthinkbig.com – Todos los derechos reservados